Beneficios físicos del yoga

En los últimos años, las disciplinas de relajación han experimentado un exitoso auge en la cultura occidental. Es el caso del yoga, una práctica muy antigua que tiene su origen en la India, en la que se enmarcan una serie de técnicas mentales y físicas que ayudan a preservar la salud. El yoga es considerado una ciencia y un arte sugestivo y profundo, con la cual, a través de una educación personal entre maestro y discípulo, se intenta conseguir que la persona sea capaz de desarrollar ciertas cualidades positivas. Esta técnica es especialmente útil en la actualidad, ya que vivimos sometidos a un gran estrés que en muchas ocasiones nos impide realizar nuestras tareas de forma correcta, además de afectar negativamente a nuestra salud.

El yoga parte de la idea de que la vida está llena de sufrimiento, algo que se puede eliminar mediante el conocimiento de la ‘verdad’, que proporciona grandes beneficios al cuerpo y al espíritu. Se refiere al conocimiento del ‘yo’ y la consciencia sobre la propia naturaleza. Por ello, ayuda a desarrollar al máximo el potencial interno y de la conciencia espiritual, estableciendo una relación entre cuerpo y mente que devuelve el equilibrio al organismo.

 Su principal finalidad es la conducción adecuada de la energía humana, con el fin de conseguir la calma, el bienestar y la felicidad. Pretende mantener al hombre en armonía con la naturaleza, regular la respiración y controlar la mente. Sus adeptos afirman que la práctica del yoga permite combatir o prevenir ciertas enfermedades. Además, defienden que esta disciplina proporciona la actitud adecuada para el trabajo, ya que ayuda a eliminar la pereza y a desarrollar la sensibilidad, así como a multiplicar el poder de concentración.

A todo ello hay que añadir que el yoga requiere una rutina diaria muy estricta. Hay una gran variedad de ejercicios físicos y mentales que proporcionan la relajación y la fuerza necesaria para hacer frente a la vida. El principal objetivo del yoga es mantener el ‘yo’ en un estado de alegría y felicidad, lo que significa que existe un equilibrio en el hombre, y que la mente y el cuerpo se encuentran en perfecto estado. Cuando se rompe esta estabilidad, aparece irremediablemente la enfermedad.

Beneficios físicos del yoga:

  • Fortaleza: las asanas tonifican cada parte del cuerpo.
  • Resistencia: la práctica regular incrementa la capacidad de trabajo.
  • Flexibilidad: un cuerpo joven es mantenido y restablecido a través de un correcto estiramiento.
  • Postura: mientras el tono y la flexibilidad se equilibran, se establece una postura erguida y sin esfuerzo.
  • Energía: la mejora del funcionamiento glandular y la relajación profunda dejan a uno fresco y calmado.
  • Salud: Un estado de bienestar consistente es experimentado cuando la mente y el cuerpo están equilibrados.
  • Mejora de la circulación sanguínea.

Fuente original: Yoga para estar bien | Tener buena salud

 

No hay comentarios

Agregar comentario

Debe ser Conectado para agregar comentarios.